A través del simulador empresarial Young Business Talents las alumnas pueden llevar a la práctica todos los conocimientos teóricos que adquieren en los distintos módulos del Ciclo formativo de Administración y Finanzas. 

El simulador empresarial permite analizar, planificar, ejecutar y controlar imitando con precisión lo que ocurre en el mundo empresarial. Lo esencial son los planes elaborados a través de un conjunto de decisiones, esas decisiones son lo que se introduce en el simulador.

Las ventajas que ofrece este tipo de aprendizaje radica en que los alumnos cuentan con un laboratorio para experimentar el mundo empresarial, tienen más elementos de juicio para decidir qué hacer en el futuro, entienden la teoría y lo que les pueden preguntar en un examen, además de desarrollar sus habilidades y competencias profesionales.

De esta manera, se realiza el ciclo del aprendizaje práctico: antecedente – conducta – consecuencia, necesario para aportar experiencia a la teoría, y al propio curriculum.

En definitiva, a través de la toma de decisiones en relación con la fijación del precio, con la selección del mercado en el que quieren participar, con qué producto quieren comercializar, con el estudio de su competencia, los alumnos se van cualificando para un puesto de trabajo viviendo de alguna manera la gestión de una empresa.